POEMAS ITALIANOS / Luca Nicastro

 

ODA AL VERANO FUGITIVO

 

(Luca Nicastro)
Te extrañaré,
verano de los ojos claros
y ancho sombrero de paja
que también este año
estás saliendo de la puerta
de tu sol en las cuerdas
para dejar pasar el viento
de un otoño a la puerta.
Te extrañaré,
Verano de las trenzas doradas
y el vestido de cáñamo leve
que corrías en las playas y entre los pinos
donando olores de tomillo y geranio
a mi corazón agradecido y sanado
con tu sencillo ardor de niña
en la pureza que nunca envejece.
Te extrañaré,
Verano de la sonrisa virginal
de los labios escarlatos y temblorosos
que derramaste la alegría y la confianza
como granos de arena mojada
en mis manos calientes de espera
en el anhelado y suave calor
de mi sed de amor implacable.
También este año ya dejas,
chiquita añorada y brillante
con tu carga de sueños y dulzura
con provisiones por una fresca mañana;
pero me dejas tu cálido viento
y unos rayos de luz ferviente
para calentar los huesos entumecidos
cuando la helada llamará a mi puerta.
Vuelve tan pronto como sea posible;
Tú sabes que sólo para Ti yo renazco,
que sólo vivo a la espera de Ti,
porque Tú eres el Amor
lo que me lleva caricias de sal
y suspiros de malva silvestre.
Porque te amo, y te extraño,
y sólo en Ti mi corazón respira.
Sólo en Ti,
oh gracioso e insolente verano,
mi esperanza
-nunca domesticada-
cada año regresa a florecer.

Ostia Lido, Roma, 
2 de septiembre del año 2016 

 

————————————————————–

 

 

RESURRECCIÓN

 

 

Encontraste todo

lejos de aquí:

 

en los viñedos enfrente de la puesta de sol

 

en el silencio de voces interiores

en las orillas de ríos escarlatos

en la arena que estuvo en una página

en el diseño con escrito “¡Vuelve!”

en las manos

que no tienen respuestas.

 

 

Encontraste la vida

a un paso de ti:

 

en las nubes viajantes en el cielo

en las cortinas peinadas por el viento

en tus flores secadas en un libro

 

en las ramas de los árboles desnudos

en tus ojos quemados por el sol

en tu último día

de Amor.

 

 

 

 

Ostia Lido, Roma, el 13 de julio del año 2012

Luca Nicastro, nació en Roma, Italia, el 25 de agosto de 1974. Ha sido galardonado en más de 15 concursos literarios en su natal Italia, el primero de ellos, lo obtuvo en 1989, Premio literario juvenil “Roberto Bertelli”, con el cuento “Gli occhi della guerra” (“Los ojos de la guerra”); dicho premio lo consiguió durante 3 años consecutivos.

Destacan también:

Premio “Arco di Castruccio”, en 1991;

Premio “Primavera”, en 1991 y 1992;

Premio “Giovanni Gronchi”, en 1993;

Premio “il Ceppo d´Oro”, en 1999;

Premio “Io Esisto”, en 2010 y 2011;

entre otros.

En la actualidad, continúa escribiendo su hermosa poesía, las cuales ha traducido del Italiano al Español para deleitar al público hispano.

 

En construcción Revista Va de Nuez Literatura y Artes No. 25

Por motivos de fuerza mayor se publicará la revista No. 25 en el mes de julio de 2016, y no en mayo como se había establecido. Esperamos seguir contando con sus lecturas, comentarios, comprensión y apoyo.

Va de Nuez Literatura y Artes es una revista independiente actualmente continua en circulación desde 2005, gracias a sus lectores y colaboradores.

Tendremos Va de Nuez Literatura y ArtesChomita La bella No. 25 por más tiempo, alentando tanto la creación de cuentos, microrrelatos y ensayos.  Así mismo aparecerán en este número los resultados del concurso Acequia 2016. Seguimos informando.

Resultados VI Concurso de Microrrelato Acequia Va de Nuez

Resultados Definitivos del Concurso de Microrrelato Acequia Va de Nuez

1er Lugar para Sonata para Lucrecia / Razatroc con 42 puntos.

Autor: Sergio Jesús Rodríguez
2o. Lugar: MARÍA DE LOS ÁNGELES RODRÍGUEZ CASTILLO
La risa del padre de Azulejo
Total de puntos 40

3º. Lugar: MARIANA GABRIELA ESPINOSA GUERRERO
De Lirios de N. Moreno
Total de puntos 30

Mención Honorífica
Historia de un amor de Andrés Cavalcanti,
Marabunta de Jacle
La mirada que piensa. De José Reyes.

Se tuvieron en cuenta los siguientes rasgos que fueron evaluados por separado por cada integrante del jurado:
Rasgos discursivos: narratividad, hiperbrevedad, concisión. etc.
(El caso de hiperbrevedad, está dada por 300 palabras según la convocatoria)
Rasgos formales: estructura simple, personajes mínimamente caracterizados, espacios esquemáticos, condensación temporal, etc.
Rasgos temáticos: intertextualidad, metaficción, ironía, parodia, humor, etc.
Rasgos pragmáticos: exigencia de un lector activo.

Integrantes del Jurado:

Víctor García / Profesor y escritor  UNAM Comunicación

Manuel Murrieta / Editor y escritor Revista: Culturadoor / Modesto, California USA / UCLA

Luis Alberto Pérez Amezcua

Cu Sur UDEG / Escritor, crítico literario / Ciudad Guzmán, Jalisco

Se dan a conocer los resultados el día 6 de marzo de 2016 a las 16 horas en la revista: www.revistavadenuez.com

Ultimo día 29 de febrero 2016

Mañana 29 de febrero se cierra el concurso de Microrrelato Acequiavadenuez.

Esperamos sus textos. La revista No. 25 donde serán publicados los resultados estará en circulación en abril del presente año.

Si alguien desea no entrar a concurso, también estamos recibiendo sus trabajos en el correo maram2525@hotmail.com para textos fuera de concurso máximo 3 cuartillas, poemas enviar 6 para su selección,   extensión por poema 20 líneas versalesDSCN3031. Letra Arial a 12 puntos.  Agradecemos su atención.

 

Resistencia

Gabriela Camberos Luna*

foto chema

Nadia llegó corriendo, agitada y sudorosa. Tocó a la puerta dos veces, luego esperó dos segundos y tocó dos veces más. Era la clave. Dentro, todos la esperaban, atentos para abrir de inmediato. Apenas entró, Rubén la tomó en sus brazos.

-¿Lo lograste? –le preguntó con una mirada ansiosa.

–¡Lo logré! Lo escribí con todas sus letras: D-u-a-r-t-e-e-s-e-l-a-s-e-s-i-n-o

Y mientras pronunciaba, dibujó su pinta en el aire. Todos gritaron contentos y a ella se le iluminaron los ojos como dos antorchas negras.

Desde que Duarte tomó el poder, los periódicos se convirtieron en panfletos que solo hablaban de la verdad oficial y exhibían en su nota roja a periodistas que “se habían portado mal”, asesinados en sus propias habitaciones, como centro de escenas de crímenes pasionales, ajustes de cuentas con el narcotráfico, robos con violencia, sospechosos suicidios o sádicas violaciones.

Entonces la información comenzó a correr por las calles, con las bardas como medios, en mensajes telegráficos que denunciaban sin reservas lo que ocurría. La gente se amontonaba frente a las paredes y pasaba de boca en boca las noticias, hasta que llegaba la policía para dispersar con bombas de agua a la multitud que se formaba espontáneamente.

La resistencia se volvía más grande cada día. Así fue como llegó Nadia.

-Mañana me toca a mí –anunció Rubén.

Se había propuesto publicar los nombres de más de una docena de compañeros periodistas muertos a manos de Duarte, pero la tarea no era fácil: policías vestidos de civiles se encargaban ahora de cuidar las bardas.

La noticia del día siguiente se regó como un polvorín, pero no apareció en las paredes sino en voz de los gritones de la nota roja. “Fiesta sangrienta” se leía con grandes letras en primera plana. Entre las víctimas del crimen se encontraban tres mujeres sin nombre, Nadia y Rubén. No eran necesarios los detalles.

Por la noche cayó una llovizna tupida y pertinaz que emulaba el llanto de muchas madres silenciosas, pero por la mañana apareció un sol radiante que iluminaba las calles lavadas y volvía más brillantes las bardas de la ciudad que replicaban “Duarte es el asesino”.

* Gabriela Camberos Luna.

Lic. en Letras Hispánicas, Mtra. en Lingüística Aplicada. Labora actualmente como Profesora de Español a nivel de secundaria y Profesora de niños sordos. Trabajó durante 13 años como Profesora de Español como segunda Lengua. Ha publicado en diversas revistas literarias nacionales.

** Fotografía: Chema Martínez.

Cazador

De la isla con los mazahuas
Fotografía: Marisela Duarte, Isla de Soyaltepec, Oaxaca.
*Karla Barajas Ramos

El árbol de pesadillas extiende sus ramas brazos, mientras el bebé de seis meses duerme en la cuna. Debajo de ella las raíces se enrollan por las patas de madera, luego, cual serpiente capturando a su presa, suben por los barandales.
El bebé no duerme, agita los brazos. La abertura de sus ojos se cobija con los párpados después de varios minutos. En la ventana de la habitación, Cazadoralerta observaen silencio, su cuerpo se eriza, su respiración es cada vez más rápida, presiente algo.
El bebé duerme, tiembla, llora, sueña que deja la cuna y en ella la sonaja llena de expectativas del mundo. La vaquita del cuento antes de dormir, el gorrión y la tortuga lo dejaron sólo, y él camina sin rumbo siendo ya un adulto.
El cazador sigilosamente se levanta, observa al niño, muestra los colmillos y arranca con desesperación, una rama y otra de las que rodean los barandales.
El bebé observa cómo se desvanecen rostros de hambre y miseria, caras curtidas por la exposición constante a los rayos del sol, arruga la carita, mueve las manos de arriba a abajo. Intenta abrir los ojos, no lo consigue.
Cazador destaza los brazos del árbol de las pesadillas y el bebé abre los ojos, y la boca. Llora. La madre lo escucha del otro lado del cuarto, se levanta, abre la puerta, prende la luz y carga a su hijo.
-Cazador, eres un perro malo. Rompiste un pedazo de cuna-. La mujer regaña a Cazador mientras levanta al bebé y observa astillas de madera regadas en el suelo, la ventana abierta, ramas rotas de un árbol dentro de la habitación.
Cazador agacha la cabeza y regresa a su lugar tras la ventana. Ve fijamente a la madre que abandona al niño en la cuna y apaga la luz. El bebé duerme, Cazador lo cuida.

II

Mientras los hombres ejecutan al juego de la paz, el árbol de los sueños extiende sus ramas brazos, pero los hijos de la guerra no quieren dormir, dicen que si duermen las balas los alcanzarán. Ninguno evita caer en sus ramas.
Los hijos de la guerra, ¡por fin!, duermen. Se alejan de las ruinas, del olor a pólvora, del humo tóxico de las bombas.
El cielo les lanza globos, enormes esferas rellenas de pintura de colores. Los niños los toman y juegan con ellos. Después de lanzarlos varias veces, el plástico se revienta y los pequeños se pintan de colores.
El árbol les devuelve lo que la guerra les quitó: un deseo innato de reír;a los padres hijos y a los hijos padres.
El Cazador de sueños está presente, intenta robar algunos niños para regresarlos a la realidad. No lo consigue. En la mañana los niños no despertarán. No en la tierra.

*Karla Barajas. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. (1982). Desde el 2004, publica artículos, columnas, ensayos, cuentos y crónicas en periódicos locales. Actualmente colabora con la Revista Va de Nuez, periódico Noticias Voz e Imagen de Chiapas y edita Cuentos ilustrados para niños. Colaboró en las antologías: Cuéntame un blues, Editorial La Tinta del Silencio, México, D.F, 2014 y Antología de Cuentos Fantásticos, Club Doyrens, España.

Crónica de la migración del papel a lo digital. Caso Revista Va de Nuez

Rosario Orozco

Llego al hotel en Querétaro donde se realizaría el Encuentro de Revistas y Suplementos Culturales Mayo 27 de 2014, todo en orden, mucha amabilidad de parte de los organizadores y trabajadores del hotel. Subo al elevador, encuentro un área con un pasillo largo, enorme, pensando en el incidente nada agradable con el taxista, el cansancio del viaje, la madrugada, me encuentro con la sonrisa de alguien vestido de negro con una calavera en el cinturón, cabello largo, me dice “Hola”, devuelvo el saludo y pregunto si también está ahí por un Encuentro de Revistas, dice que sí y bueno adiós, adiós, sí después nos vemos. ¡Ah qué padre!

Al día siguiente por la mañana, escuchar las diversas propuestas de cada revista, los ejes temáticos seleccionados. Quedamos atrapados con el taller de edición digital; todo, absolutamente se puede hacer en la red, mucho más fácil sin complicaciones. Entonces comienza mi duda existencial, y para qué batallar con el tener que ir a la imprenta, el uso del Indesign, las pruebas, las pruebas finas, el costo del papel, el costo de la portada, las tintas, a veces enfrentarse al desmerecimiento de los tonos sobre lo que tú ves en pantalla y lo que te imprimen en papel, sí ya sé que existen los pantones, pero en la práctica real en Guadalajara, eso todavía es en sí, como una ficción.

Hablo con Jos Velasco, el segundo día. Le explico sobre mi reticencia con el hecho de emigrar a lo digital, ¡ah!, pero tengo un blog y un espacio en wordpress. Más alimento el blog, pero no siempre. Veo el mundo digital como algo efímero, bastante “x”, aquí sí, no sabes quién es tu lector. Todo eso. Jos escucha, no dice nada, sólo: si quieres piénsalo y nos vemos mañana. Ok, nos vemos mañana. Y yo, creo que sí me interesa emigrar, pero déjame pensarlo de aquí a mañana; es que tengo un dilema porque tengo colaboradores que me han dicho que si paso la revista a digital sería como abaratarla, y tal vez ya no quieran colaborar, si la mando a la red.

Por la noche, yo con mis cuestionamientos, esta vez para Tierra Adentro, ¿tú consideras que Tierra Adentro difunde las ideas dominantes? El interlocutor representante de la editorial dice que… la literatura es ficción, pero yo digo, que (como la lengua) es una representación de la realidad (aquí vienen a mí los cuentos de Rulfo, sí cuáaaanta ficción, tal vez se pueda matizar si tomamos en cuenta que en ciertos ámbitos la literatura actual en México, la literatura oficial, sí está respondiendo a una ficción en tanto que está muestrando sólo ambientes y contextos que reflejan una determinada clase social que dan la representación del nivel de la burguesía en lo que para algunos pensadores estaría en el nivel de la hegemonía). Ambos sabemos que no se podría dialogar con tan distantes perspectivas literarias, cede el micro al otro compañero editor, quien responde, visiblemente molesto, que no entendió la pregunta. Así la vida. Alguien comienza a aplaudir y se da por terminada la sesión.

Siguen las presentaciones, yo pensando si seguir o no en lo digital, una vez tomada la decisión es cosa de apalabrarse con Jos. Ya está hecho, en menos de dos horas quedó el sitio www.revistavadenuez.com. Y como esto es una crónica ya no hay más que agradecer a los organizadores, siempre atentos y cordiales, a la muerte, tan elegante ataviada y declamadora sin igual, que nos rondaba por el museo del Ex Convento de Santa Rosa de Viterbo y recordar todos esos lugares tan bellos que tienen en Querétaro. Gracias también a los compañeros editores de toda la república, por compartir sus vivencias en torno a la edición en este país, que se precia de tener tan bajos niveles de lectores. Hasta donde las ganas por continuar publicando, editando, exponiendo y mantener el puente en pie, nos alcancen.

Te explico:

Zambra *

hablemos caramelos y dulces profanos

se me antoja decirlo
antes que lo pienses

delirio arriba
de voces y besos
de versos eternos
llevados a perdición

que sepa a tu boca mi sudor
de olores confundirnos
com-partirnos de fluir

autoexperimentación en exilio
de donde vienes vengo
dejemos afuera el tiempo
de versos eternos
voces y besos

a gotas
luna despide los cuerpos
de cuento en cuento
mar abierto apenas perceptible

menguando la vida infinita
torpes arranques
a lujuria-ficción

utopía no queda lejos
de ser solamente palabra
sin presente

de ti, sabor
el diablo que no toca
aún no amanece
no, desde que llueve

des-prenderse a la nada
des-entenderse del todo
de-espacio en espacio

siluetas de jade
en pálida acera
descienden una vez mas

sumérgete en mi
antes que despierte en ti
y así sucesivamente

si niegas tu sueño
entonces vida,
…no entiendo

* Zambra. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas,  1979. Ha publicado en FACTUM (revista de la UNAM)

De la tierra a la luna (Tuxtla) en diarios como El Sol de Palenque. Así como en diversos fanzines realizados en Tuxtla.