Categorías
Blog

De lo ocurrido en las horas de junio y nuestra mesa, Estado civil: poeta

Comenzamos a las 10 de la madrugada del sábado, como los viernes en general son de fiesta, entre los escritores que participamos en este encuentro es algo similar, por nuestra parte conocimos un lugar desconocido, algo así como El lugar sin límites de Donoso, cerca de las oficinas de lo que es el Instituto Sonorense de Cultura, en la esquina hay un bar donde pedían credencial de identificación, así que nos fuimos a otro adelante, había cerveza, mucha luz y tocaba un grupo más bien de rock, la canción famosa para las bromas posteriores, decía en su estribillo: puede ser, puede ser, puede ser.  Que se convirtió en la respuesta favorita para  cualquier alusión al lugar después. Había mujeres y hombres bailando, de cartoncito de cerveza y todo eso, pero sí, demasiada luz, uno podía ver todo al centro de la pista.
 
 Regresamos temprano para el día siguiente y nuestra lectura, con Olga que llegó de San Diego, Sharon, Hadia y Mony de Tijuana, con ellas compartimos la mesa de lectura, también nos acompañó con su guitarra, Nidia Barajas, la distribución de los temas fue:  DE los Eróticos, LOS sociales o rebeldes y los relativos a Estado Civil poeta que ya no nos alcanzó el tiempo de la hora porque no iniciamos a las 10 sino entre que hay que esperar el micro y todo lo demás, ni modo se nos terminó antes de lo planeado. Por otra parte, lo de la música de Nidia intercalado con sus intervenciones como cantautora hicieron de esta mesa algo distinto a las otras, nos faltaron poesías por leer.
 
El sábado también nos pinteamos unas horas a San Carlos, regresamos a tiempo para la marcha por los niños de la Guardería ABC que a un año de este crimen se continúa sin el ejercicio de la justicia para los familiares que continuan marchando con sus carreolas vacías. Hay mantas grandes por la ciudad, exigiendo justicia, aparecen los niños sonrientes con textos como este: gracias a la corrupción ya no existo. A la marcha se unieron los escritores homenajeados Elena P.  y Juan Bañuelos, el poeta que cedió su premio chiapas para las viudas de una masacre de una comunidad indígena chiapaneca. No asistimos al homenaje y lectura de la poesía de él pero sí en una entrevista con los amigos de Ciudad Juárez, aunque más bien giró en torno a la política del país y las acciones en Juárez.
 
Para el domingo ya no vimos a los homenajeados llegamos nuevamente a San Carlos para las últimas lecturas frente a la brisa del mar con mucho calor, música y poesía. Conocimos algunos otros poetas de Ensenada, otros de Tijuana, de regreso en el autobus, nuevamente a Hermosillo, sintiendo que ya agonizaban esas horas, la poesía y las pláticas interminables con los escritores de DF, Ivan, que se quedó esperando diminuto atuendo de Botto, Nahum y sus bromas con gruñones comentarios y su amigo que parece su clon. Enviaron saludos  para Puglisi = El Ruso,  de parte del Nahum. Aquí concluimos estas horas en su emisión XV sabiendo que la tragedia modificó mucho de los hermosillenses incluyendo a sus escritores.

Por RevistaVadeNuez

Revista Va de Nuez, publicación que nació en Nogales, Sonora el 9 de febrero de 2005. En 2007 se comienza a publicar en Guadalajara, Jalisco y a la fecha. Ahora construyendo esta página con lo más relevante a partir del número 10, para nuestros lectores.
Directora y Editora Rosario Orozco.