FIL: Pensar el racismo en el México contemporáneo

Mario López Orozco / Israel Guerrero

M: —La FIL comenzó, como siempre, en sábado. Quizá desde el jueves ya era evidente el tráfico. Israel y yo nos encontramos en la zona de prensa para acreditarnos como colaboradores de Va de Nuez, literatura y artes.  Ya dentro de la Feria, nos topamos a muchos compañeros, tapatíos y foráneos. A vista rápida, la distribución de los stands parece un tanto más ámplia (quizá porque los tiburones editoriales han agotado gran parte del banquete), mientras que la exposición del país invitado, India, nos pareció confuso, quizá porque los caracteres y su valor nos son completamente desconocidos. Como sea, de momento no había mucho tiempo para indagar en ello, puesto que todos estábamos a la expectativa de lo que, para nosotros, era el evento del día; el encuentro  “México, frente al espejo del racismo” organizado por el diario español El País.

I: —En efecto, la FIL es una vorágine: decenas de conferencias presentaciones y encuentros, miles de personas, centenares de editoriales, millones de libros. Mucho por hacer; poco el tiempo. A veces, lo confieso, es abrumador. Y ahí estábamos Mario y yo, en medio de la vorágine, buscando una nota. Concertamos en que iríamos al foro sobre el racismo. Supongo que así fue porque compartimos admiración por “Yas”, como llama Mario a Yásnaya Aguilar, una de las ponentes. La sala se abarrotó cuando aún faltaban varios minutos para el encuentro. Pienso que el título de la ponencia hacía de filtro para el “tipo” de participantes: muchos jóvenes, algunos ya no tanto, casi todos con un poco de “chairo” asomándoseles (después de todo, tampoco esperábamos que doña Cuquita Farfán y don Pepe Lascourain, por evocar al típico privilegiado, acudieran a un foro donde hubo pedradas al por mayor para el privilegio). Luego de pocos minutos de espera, aparecieron en el estrado los ponentes. El prometedor encuentro había comenzado. 

M: —No sólo “La Yas” despertó mis expectativas, probablemente fue Tenoch Huerta, conocido entre algunos amigos y yo como “el Sombra” por su papel en la icónica película Güeros (2014), quién provocó que los asientos estuvieran agotados antes de que iniciara el evento. Al inicio se apagaron las luces del salón para proyectar “El racismo que México no quiere ver”, minidocumental protagonizado por Huerta, quien desde el mundo del cine relata las repercusiones en su carrera profesional al ser un actor, en sus palabras, “prieto”. Asimismo, en el video académicos y activistas muestran cómo hoy en día se establece una distinción entre personas a partir de su color de piel, lo que lleva a que —según cifras que aparecen en la cinta— el 42.9% de los mexicanos se identifique con un tono de piel caucásico. Esto no sólo parte de una (debatible) cuestión de estética, sino que hay una clara razón para querer ser de otro color; sólo los tonos más claros acceden a salarios superiores a 30,000 pesos mensuales. Y respecto al público, creo que privilegiados como los que tú comentas, habrán pasado una cómoda velada en compañía de mi tocayo Vargas Llosa.

I: —La ventaja de las presentaciones como estas, donde el tema es abordado por más de un expositor, es que el foro se vuelve una especie de partido de fútbol: el portero saca un pase raso a la banda (el presentador lanza una pregunta), el carrilero recepciona y sube por la banda (Emiliano Monge comenta que el racismo se cuela hasta en el humor), con un cambio de se la manda al volante para colocarla (Brenda Lozano apunta que el racismo se mezcla con el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado), el extremo la baja de pecho, hace una bicicleta, supera a la marca y tira el centro al segundo palo (Tenoch cuenta cómo descubrió que, en el medio artístico mexicano, hay que ser o comportarse como blanco para formar parte de la “élite”), y luego el 9 con un espectacular remate de cabeza (Yásnaya: “el racismo lo administra el Estado”). ¡Gol!, la tribuna estalla en júbilo. El racismo también se derrota en equipo, como en el fútbol. En el fútbol hay medios, defensas y delanteros, en este foro hay escritores, lingüistas y actores. Pero en la FIL, a diferencia del campo de juego, las jugadas son a base de ideas, de confrontaciones, de deconstrucciones, de debate. Espero que este partido también le guste a Mario.

M —Qué chistoso no ser yo quien empieza con las metáforas de fútbol. Pero sí, fue más o menos así. En mi opinión el portero, Javier Moreno (director de El País América) titubeaba mucho si iniciar la jugada desde abajo o despejar la pelota hasta el otro lado de la cancha, o ya de plano sacarla del estadio al sugerir que la Patria es indispensable. No obstante, el planteamiento táctico logró su propósito; plantear y argumentar en torno al racismo en México. Me parece que el debate es complicado desde el “vamos, porque en nuestro país se habla muy poco de racismo». Destacó las siguientes jugadas: Monge señaló que pesar de que somos abiertamente racistas, desde nuestro patrimonio lingüístico: “no es culpa del indio, sino del que se lo hace compadre”. Tenoch, por su parte identificó una relación entre las élites y ciertas actitudes que perpetúan esta distinción racial; por ejemplo la meritocracia (a.k.a. “échale ganas”). Y finalmente, “Yas” señaló el racismo que lleva oculto el nombre de México;  como concepto de  estado-nación que ha excluído y erradicado histórica y sistemáticamente a todas las naciones englobadas en lo que hoy llamamos “pueblos indígenas”.

I—A veces, cuando uno se siente mal, acude al doctor con la esperanza de que éste te diga que lo que padeces no es grave, y que con cualquier pastilla sale. Pero esto no fue exactamente el caso del foro. Esperábamos, sí, que nos denunciaran abiertamente el racismo mexicano, pero no que nos dijeran la gravedad del asunto y hasta dónde llega este cáncer: la sociedad, la familia, la comunidad internacional, el Estado. Pero así pasa, embeces la realidad no es como quisiéramos, embeces hacerle al reportero es topar con lo duro, embeces la FIL también te da “revolcaditas”. A pesar de todo, no me sentí desolado, me quedo con la cita de Gramsci que compartió Monge: “el reto de la modernidad consiste en no desilusionarse tratando de cambiar las cosas”. ¿Hay racismo en México? Sí, un chingo. Pero también hay con qué meterle gol. A seguir buscando.

Pinturas Fronterizas

Rosario Orozco

-Quiero ir a ver las pinturas de la frontera mamá, ¿me llevas?- dijo mi niño en la mañana de un sábado de verano, estábamos viviendo en Nogales, Sonora, luego de que escaseara el trabajo en Guadalajara donde habíamos nacido. Al principio fue hostil la ciudad, sus distintas costumbres, la falta de familia, extrañar a los amigos, los cafés, el birote salado, el clima templado. Poco a poco nos fuimos acoplando a la nueva tierra y a sus límites que tenemos como habitantes de estos confines.

Nos enfilamos a «la frontera» que para el niño es el muro verde que divide los dos Nogales, mucho llamó mi atención al llegar aquí, la barda de lámina pintada de verde oscuro, con grafittis: ¡Muera Buch!, «Nuestro sueño es su pesadilla», «Fuera Yanquis de Irak», «Viva el EZLN». Pero ahora no íbamos a ver los grafittis sino las pinturas y plásticas mismas que colgaron sobre el muro describiendo la crueldad con que los migrantes mueren en el intento de perseguir lo que no se tiene aquí, representados con cráneos dentro de una camioneta de redilas para nosotros y «troque» para los Nogalenses, impresionantes: el águila, la gringa y la mexicana, el nopal con el cadáver mexicano en la base, todas en un concierto de concientización fronteriza, profusas en colores intensos, sobre metal recortado para dar la forma en un híbrido entre escultura y pintura.

Luego de encontrar providencialmente dónde estacionarnos, bajamos y vimos un juguetón gato blanco, no muy grande, con ojos negros expresivos.

-Mamá, ¿el gato sí puede pasarse al otro lado?

-Mmmm.. creo que sí, si encuentra por donde…

-Oye, ¿pero a él no le piden su visa?

-No, no la necesita.

-Ah ¿nada más los humanos?

-Sí, nadamás los humanos por haber inventado las fronteras.

-¿Y los gatos no?

-No, ellos no las conocen…

-Qué bueno mamá que no las conozcan.

-Ajá, pero mira, siempre no se quiso pasar con los gringos, todavía está acá.

-¿Dónde, dónde lo viste?

-Ahí debajo del carro gris, ése de la defensa chocada…

-No lo veo mamá.

-Sí, agáchate para que lo veas, ahí anda.

-¿Por qué crees que siempre no se pasó? Antes lo ví que andaba buscando cómo pasarse

– No sé, a lo mejor le gustó más de este lado o acá están sus amigos y quiere ir a saludarlos.

-Oye ¿y por qué hay tantas cruces allá en la frontera?

-Ven vamos a leer qué dice…

Son los nombres de los que han muerto por querer cruzar sin las leyes de los humanos y sin visa, huyendo de la falta de oportunidades y de trabajo.

-¿Por qué se mueren?

-Por distintas causas, unos porque no aguantan el calor de estas tierras, algunos de hambre y otros más son víctimas de gente desalmada, todos ellos sólo buscaban un sueño en el desierto.

-¿Y lo encuentran mamina?

-Algunas veces sí, ayudados por otros, otras veces arriesgan su vida y mueren.

-Mamá, ¿por qué los humanos hacen esas leyes?

-Se supone que para una mejor convivencia, muchas veces por intereses económicos, por dinero…

– ¿Se han muerto muchos?

– Sí, muchos, cada año.

– Cuando yo sea grande, voy a quitar la frontera.

-Bueno, ojalá se pudiera, es muy difícil…

– Sí mamá, cuando yo sea grande…

Entonces recordé que esa misma tarde habría un evento en la placita Hidalgo, de un grupo que apoya la creación de leyes más justas para indocumentados, los mismos que proclaman «caiga el muro».

Asistí con mi hijo, vimos a los Yaquis hacer un ritual , en un evento sin igual, sincrético, donde había gringos bailando con mexicanas, mexicanos bailando con gringas, los Yaquis cantaban en su lengua: «chaparrita, tu serás mi consentida y ándale, ándale, correspóndele a mi amor», reconocí la tonada. En ese evento al final del día hubo un tipo de carnaval con música que llaman ska, los chavos pintados de su cara con blanco y negro enlazándose por los codos bailando en hileras de dos o tres del mismo sexo, haciendo círculo en un espectáculo inusual, similar al de un ritual ancestral, pintados, enlazados por los brazos, bailando en círculo.

De pronto, sentí que algo pasaba entre mis piernas, mi hijo gritó: ¡Mira, el gato de la frontera!, giré y apenas le vi la cola, era evidente que el ska no era su música favorita…

Pensé también que lejos estamos como cultura para hacer valer lo que queremos ante nuestras autoridades y las del vecino país, las acepten, lo lejos que estamos de acciones vanguardistas y si en Europa, cayó el muro de Berlín antes del noventa, aquí nos deban faltar muchos más años para ver lo mismo.

Regresamos, rumbo al sur, dando la espalda al norte para no ser bombardeada con las preguntas inquisitorias de mi hijo, preocupado como muchos, por los que mueren tratando de cruzar, buscando el sueño que a veces termina en pesadilla. Tan sólo por ser hombres y no gatos.

Relato publicado en Va de Nuez No. 4, Julio- Agosto 2005, Nogales, Sonora, México, p. 4

Viernes 30/11/18 en FIL: Se viene Dead Combo

Se viene: Dead Combo

Por Mario Alberto e Israel Guerrero

Guadalajara, Jalisco, 27.11.18

 

Una propuesta atípica arribará al Foro FIL el próximo jueves 30 de noviembre. Y es que, con toda prudencia, se puede calificar así la trayectoria de la banda portuguesa Dead Combo, sobre todo porque se trata de un proyecto fundamentalmente instrumental, aunque también por la manera poco común en la que ha afianzado su fama internacional: a través de la composición de soundtracks para series y películas (de hecho, su prestigio en el séptimo arte ya los ha llevado a tocar en el festival de Cannes).

La banda está conformada por los músicos Pedro Gonçalves y Tó Trips, quienes –en palabras de ellos mismos– encarnan  personajes que podrían estar en un cómic: un enterrador y un gangster. Actualmente, tiene 10 discos disponibles en la red (7 de estudio, dos en vivo y una recopilación) además de casi sesenta mil oyentes mensuales en la plataforma Spotify, la mayoría de ellos distribuidos a lo largo de Europa.

 

Dead Combo es una banda de rock que, a grandes rasgos, mezcla una atmósfera propia del cine western (recuerda particularmente a los trabajos de Ennio Morricone en clásicos como El bueno, el malo y el feo, Django desencadenado o Por un puñado de dólares), con el Fado, género portugués por excelencia. Sin embargo, también exploran otros horizontes musicales sin olvidar su sello particular. Un ejemplo de ello es el influjo enorme de la música caribeña que se aprecie en Cuba 1970. En esta canción, originalmente grabada en el álbum Lusitiania playboys y  perfeccionada posterirmente en Dead Combo e as Cordas da Má Fama, transporta al escucha (tal como lo como sugiere el título) a una velada romántica frente a las costas del caribe mediante un ensamble de cuerdas, una guitarra que suena a flamenco lento, un piano y varias percusiones, entre las que destaca un güiro (instrumento que se toca al raspar su superficie con una baqueta).

 

A modo de recomendación, destaca una de las canciones que conforman Odeon Hotel, el más reciente disco de la banda, lanzado este mismo año. La canción se titula I know, I alone y está inspirada en el poema homónimo del autor lusitano Fernando Pessoa. En ella la voz de Max Lanegan (Queens of the Stone Age) canta los versos –originalmente escritos en inglés– mientras la banda toca una especie de rock lento y solemne, que acentúa la soledad y la tristeza que el poema ya de por sí porta en sí mismo.

Sin más, les dejamos los links oficiales de la banda, en donde se puede conocer más a fondo su propuesta, además de la playlist especial de la plataforma Spotify “This is Dead Combo”:

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCLR-eHJ7_OmCGO-F-gURCBw/featured

Spotify: https://open.spotify.com/artist/4DbBi3EWMhdHMnX8WqRIev?si=Mi0OL_NkTWyb0R-O-cbwwA

This is Dead Combo: https://open.spotify.com/user/spotify/playlist/37i9dQZF1DZ06evO2Ikczv?si=BeVi0DSvT9ioFl98hcUcTg

 

 

 

En el día de la Mujer

Invitamos a 5 mujeres que escriben. Todas estudiantes de Letras Hispánicas, todas con propuestas interesantes sobre la literatura actual en Jalisco. Esperamos pronto tener parte de su obra en esta revista Va de Nuez Literatura y Artes de circulación digital.

Todo en el marco de Jueves Literarios en Prepa 5 U de G. Marcela Vázquez, Mary Carmen Zúñiga, Lorena Cárdenas, Maleni Ruvalcaba, Carolina Rodríguez.

TESTIMONIO (1970)*

Acta del Jurado del concurso regular de poesía (Camilo M. Antonio), Jesús Valle Castillo, Mario Santiago y Joseantonio Suárez declaran:

Considerando que el Estado de Jalisco es cuna preclara de futbolistas, boxeadores, mariachis y demás folkloristas sin alcance internacional; que todos los concursos antes celebrados han sido intrínsecamente perversos y éste no es la excepción. Para no decepcionar a los aficionados al gremio; dictaminamos:

A.- Desiertos los tres premios mencionados en la convocatoria, en la que participaron varias decenas de entusiastas competidores.

B.- Se recomienda la publicación inmediata del poemario: LOS TRESCIENTOS VERSOS del concursante Ricardo Castillo, bajo el seudónimo RON CASTILLO. Único ejemplar rescatable de este decepcionante torrente de posibles candidatos al saloon de la phamma.

C.- Sugerimos se destine el monto de los premios ofrecidos a un estímulo real: la fundación de una biblioteca que propicie posibilidades a los fallidos concursantes y demás público al acceso a la ´buena´literatura.

*Revista Omeyótl Núm 1 Enero-febrero. Dir. Rodolfo Quintero Ramírez

(N.E. Suponemos 1971, al final de la revista se lee Julio 1970).

PODANDO ÁRBOLES

FRANCISCO SALINAS PAZ*

WOLFGANG: «Mucho puede decirse en favor de todas las reglas y preceptos del arte; y poco más o menos lo mismo puede decirse en alabanza de las leyes sociales. Un hombre que se conforma y se atiene estrictamente a ellas no produce nunca nada que sea absurdo o positivamente malo, lo mismo el que se conduce con arreglo a las leyes y a los que exigen las conveniencias sociales, no será nunca un mal vecino ni un insigne malvado; pero en cambio no produce jamás nada notable.» (Werther. Carta del 26 de Mayo)

PERBERTO: ¡¡¡A ver, a ver, a ver!!!   Mi querido Goethe, barajeámela más despacio. O sea que todos aquellos seguidores de normas nunca producirán nada notable, digamos que seguir las reglas permite que los miembros asimilados de una sociedad sean considerados como buenos. Pero la creatividad y el genio quedan anulados. ¿Cierto?

WOLFGANG: ¡¡Así es, mi querido amigo!!!

PERBERTO: Por lo tanto mientras tengamos una sociedad injusta que genera privilegios para algunos y exclusión para la mayoría, es importante que no haya cambios, creatividad ni crítica. Por eso a los privilegiados les es importante que se respeten las normas, leyes en general. ¿Cierto?

WOLFGANG:   Efectivamente mi querido Perberto.

PERBERTO: Justamente por esa razón es porque los guardianes y conservadores del sistema de privilegios se han encargado de repetir una y otra vez que el respeto a las leyes, las instituciones y demás vainas que lo único que procuran es reproducir los privilegios

WOLFGANG:   «…dígase lo que se quiera, toda regla, todo precepto será una especie de traba que sofocará el verdadero sentimiento de la naturaleza, hará estéril el verdadero genio y le quitará su verdadera expresión» (Werther, Carta del 26 de mayo)

PERBERTO.– Me haces pensar muchas cosas. Primero entiendo el espacio cultural donde vivistes y te desarrollaste, bajo la idea de una educación integral donde el ser humano exploraba sus posibilidades sin temor a equivocarse ni a ser evaluado y/o categorizado y mucho menos jerarquizado y clasificado para ver si mereces o no mereces seguir estudiando. Ahora la política gubernamental guía la educación bajo normas de competencia y educar gente para ocupar miserables plazas que solo ofrecen la esperanza de mantenerse vivo de un día para otro pero nulificando toda otra posibilidad de futuro.

WOLFGANG: Pues si mi gran amigo Perberto. Ahora que tengo la oportunidad de ver a la distancia la obra de amigos tienes razón. Aunque no lo dijiste también a nosotros nos preocupaba mucha las consecuencias del capitalismo y por eso es que apoyábamos una educación integral donde el individuo explorara sus posibilidades sin temor a ser evaluado, categorizado y mucho menos jerarquizado en un triángulo que determina quién tiene derecho a seguir estudiando y quién no, quien puede acceder a mejores salario y quién no, quien puede moverse a otros espacios de su interés personal más allá de lo que diga o le interese al sistema.

PERBERTO:  Pues si lo que le interesa a los privilegiados del sistema es reproducirlo y para eso constantemente promueven el cumplimiento de las leyes y el respeto a las instituciones. Y lo peor del caso es que se disfrazan de buenos hombres ocupados en la educación pero sólo en la básica para producir obreros, mientras reducen el presupuesto en educación superior y orientan y estimulan la reproducción de investigaciones para la productividad mientras ignoran o de plano no toman en cuenta formaciones superiores integrales donde la crítica y la creatividad se puedan vincular a políticas públicas. Eso, acabaría con privilegios.

WOLFGANG:  ”…porque, dígase lo que se quiera, toda regla, todo precepto será una especie de traba que sofocará el verdadero sentimiento de la Naturaleza, hará estéril el verdadero genio y le quitará su verdadera expresión.» (Werther, Carta del 26 de mayo)

PERBERTO:  Digamos, mi querido Goethe, que la creatividad y el seguimiento de reglas no se llevan. ¿Cierto?

WOLFGANG: Así es. «Me dirás que esto es demasiado fuerte. Pues bien yo te diré que lo que hace la regla es podar las ramas chuponas, impedir el que crezcan y se extiendan»

PERBERTO: Pues sí, lo que quieren con tanta imposición y seguimiento de leyes (por que no fue una reforma democrática fue una simulación en donde 4 ó 5 decidieron por toda la nación). Es reproducir la injusticia. Lo mismo con la imposición de exámenes de criterios unilaterales para producir trabajadores. Podando árboles.

Los poderosos conservan sus privilegios disfrazados de hombres buenos promoviendo el cumplimiento de leyes y respeto a las instituciones.

*El autor es doctor en Filosofía por la Universidad de Berkeley, se desempeña actualmente como profesor en la Universidad de Guadalajara, en el Departamento de Filosofía.

 

 

Va de Nuez No. 26, Presentación 20 de Octubre, 12 años y ocho meses

Sobre la presentación de Va de Nuez Literatura y Artes No. 26 y sus 12 años, en realidad serían 12 y 8 meses, presentamos el 20 de octubre del presente año en el Centro Cultural Centenario dirigido por el Mtro. Carlos Sandoval . El inicio fue en 2005 en Nogales, Sonora, el taller: La Literatura es un Arma Cargada de Futuro. Así en Febrero 2018 estaríamos cumpliendo los 13 años justo por el 9 de febrero.

En el Número 26 encontramos poemas: Enriketta Luissi, (San Diego, Olga Gutierrez Garcia) Ale Botto, (Seguin, Tx),  Lunamia Rocío Jiménez Pérez, (Comalcalco, Tabasco) Luca Nicastro, (Lido, Italia), Carlos Prospero (Tapachula –  Guadalajara) Natash Elib  San Luis Potosí – Guadalajara;  ensayo breve: Rosario Orozco,  José Ruiz Mercado (Guadalajara, Jalisco) ,  relato: Aldo Carbajal, (Guadalajara, Jal. ), Ana Vázquez Vargas (Atotonilco, El Alto, Jalisco);  Karla Barajas escribió minificciones, Ney Antonio Salinas, cuento.

En este número hay algunos textos relacionados con el tema de los gatos, no porque se hayan puesto de moda en internet, sino por un asunto de cariño y admiración por parte de quienes escribimos y hemos observado y amado a estos seres extraordinarios. También está presente la religión (dada nuestra cultura), la migración,  que ha sido un tema recurrente en la revista en varios números. Así como un análisis sobre algunas consideraciones de Heidegger  y Ramos respecto a la poesía y la diferencia entre lo actualmente  publicado como tal.

Una de las características constantes de Va de Nuez,  es la interculturalidad, varias culturas presentes en el mismo ejemplar,  ya nos lo habría señalado en alguna ocasión un amigo sociólogo.

Entre los aciertos de este número están los gatos ilustrados por el pintor de Guadalajara, Jalisco,  Chava Rodríguez Castañeda, dados algunos textos al inicio de la compilación del número 26.  Fotografías: Silvia Chavira, Chema Martínez, Daniel Proteo;  dibujos: Jaciel García Suárez.  Daniel de CDMX, los demás de Guadalajara, Jalisco.

En la presentación del 20 de octubre presentaron José Ruiz Mercado y Carlos Prospero como parte de los autores constantes en la publicación, así como la directora, firmante de esta nota. También nos acompañó Aldo Carbajal y Librado Vega. Amigos y personas interesadas en conocer la continuidad de Va de Nuez que va por la libre sin recursos de apoyo por parte de ninguna institución, lo cual nos da libertar para poder escribir sin líneas dadas. Se han realizado tesis en la Unam sobre lo publicado en algunos números anteriores.  Actualmente, y a petición de ellos mismos,  existe una colección completa hasta el número 25 en la Coordinación Nacional de Literatura en la Ciudad de México.

 

Rosario Orozco

Directora Va de Nuez Literatura y Artes, No. 26.

Fotografías

Carlos Prospero

Emmanuel Carrère, Premio FIL de Literatura 2017 / Comunicado Fil 2017

  Escritor, periodista, guionista, crítico y cineasta francés, “es autor de una obra versátil, amplia y transversal que ha obtenido un vasto y entusiasta reconocimiento internacional”, destacó el jurado sobre el autor de El reino

Por ser un autor que atraviesa “distintos territorios creativos, con una aparente naturalidad que le ha llevado a erigirse en uno de los autores más leídos e influyentes entre las nuevas generaciones”, un jurado internacional integrado por Mercedes Monmany, Jerónimo Pizarro, Valerie Miles, Efraín Kristal, Héctor Abad Faciolince, Carmen Muşat y Gustavo Guerrero, designó al escritor francés Emmanuel Carrère ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2017, que recibirá el 25 de noviembre próximo en la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Nacido en París el 9 de diciembre de 1957, Emmanuel Carrère es escritor, periodista, guionista, crítico y cineasta. “Es autor de una obra versátil, amplia y transversal que ha obtenido un vasto y entusiasta reconocimiento internacional”, se lee en el acta del jurado, que agrega: “Heredero de Montaigne y de Rousseau, lo autobiográfico adquiere en su escritura una dimensión crítica que le permite pintarse sin concesiones y explorar arriesgadamente zonas de sombra de la condición contemporánea”.

Carrère “es un escritor que practica la circulación multimedia trabajando, además, en cine y televisión, pero sin separarse de la gran tradición humanista”, dijo el jurado. Entre sus numerosas obras cabe destacar Una semana en la nieve (1995), El adversario (2000), Una novela rusa (2007), De vidas ajenas (2009), Limónov (2011) y El reino (2014). “Por un lado, es capaz de releer y comentar la Bibliacon la erudición que exhibe en un libro como El reino; por otro, es autor de una celebrada biografía de Philip K. Dick y un apasionado lector de ciencia ficción y de reportajes periodísticos”, añadieron los especialistas.

Dotado con 150 mil dólares estadounidenses, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances es el máximo galardón de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y reconoce una vida de entrega a la creación literaria. Este año se recibieron 72 candidaturas, provenientes de 18 países, y en las cuales estuvieron representadas las lenguas catalana, española, francesa, gallega, italiana, portuguesa y rumana. Las postulaciones, como lo establece la convocatoria, fueron realizadas por instituciones culturales y educativas, asociaciones literarias, editoriales y los propios miembros del jurado.

En anteriores ediciones el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances ha sido entregado a Fernando del Paso, António Lobo Antunes, Rafael Cadenas, Margo Glantz, Fernando Vallejo, Yves Bonnefoy y Claudio Magris, Enrique Vila-Matas y Norman Manea, entre otros grandes autores de literatura contemporánea.

Fotos del ganador en el siguiente enlace: https://www.flickr.com/photos/filguadalajara

Josué Nando

Guadalajara, Jal., México

Josue.nando@fil.com.mx

www.fil.com.mx